La Covid-19 en las residencias de estudiantes

Sin duda estamos viviendo un 2020 marcado por la crisis sanitaria de la pandemia mundial generada por la Covid-19. Los más jóvenes, que se encuentran en el momento de vivir la etapa universitaria, son otro de los colectivos que se ve afectado diariamente por esta crisis. De hecho, son muchos los estudiantes que viven en residencias porque estudian en otras ciudades y que, por tanto, se encuentran ante la obligación de convivir diariamente con muchas personas y adaptarse a esta situación de incertidumbre y de “nueva normalidad”. En este artículo descubriremos las medidas que han adoptado las residencias de estudiantes para garantizar la seguridad de los jóvenes y para que sigan siendo sitios seguros.

Medidas adoptadas para hacer frente a la crisis sanitaria

Cada vez hay más estudiantes que escogen este tipo de alojamiento para pasar el período universitario, que sin duda es uno de los más importantes a nivel de formación profesional y crecimiento personal. De hecho, y así lo indican las cifras, se prevé que las plazas en las residencias universitarias sigan su tendencia en aumento en los próximos años y se incorporen nuevas camas en todas las ciudades españolas. En este contexto la mayoría de las residencias han respondido de forma eficaz con la incorporación de nuevos protocolos de seguridad, que van más allá del gel hidroalcohólico, las mascarillas, la higiene exhaustiva y la restricción de espacios comunes para garantizar el distanciamiento social. Este curso se hace de forma híbrida hasta nuevo aviso, combinando las clases telemáticas con la asistencia presencial para realizar tareas de laboratorio, prácticas o exámenes. También se ha dividido a los estudiantes en grupos burbuja para limitar la cadena de contagios y detectar de forma más rápida y eficaz los posibles casos positivos. Esto significa que los estudiantes pasan mucho más tiempo de lo habitual en las residencias. Dentro de las nuevas medidas adoptadas, se ha incrementado la red de wifi, para poder abastecer todas las habitaciones privadas y zonas comunes, y poder realizar cómodamente y sin problema las clases online. Además, el hecho de que los estudiantes pasen más tiempo en las residencias favorece los grupos burbuja que pide el gobierno para controlar la cadena de contagios. Finalmente, todas las habitaciones serán limpiadas y desinfectadas diariamente, así como los lavabos y las zonas de uso común, donde se deberá efectuar dicha limpieza un mínimo de una vez al día. Los estudiantes tendrán terminantemente prohibido el acceso a otras habitaciones y a su vez se restringirá el acceso de personas de fuera de la residencia.

Las residencias de estudiantes son la mejor opción

Todos estos factores favorecen a las residencias universitarias en detrimento de los pisos de alquiler, donde es mucho más difícil controlar la cadena de contagios, así como los grupos burbuja. Sin duda, todas las medidas especificadas anteriormente proporcionan mayor seguridad a todos los padres, que quieren garantizar la seguridad de sus hijos por encima de todo y que ven las residencias de estudiantes como una de las mejores opciones para garantizar la seguridad de sus hijos ante la Covid-19.

Está claro que estamos viviendo una situación totalmente excepcional y que es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros respetar la normativa y hacer todo lo posible para reducir el contacto social. Si eres estudiante y vas a una universidad de otra ciudad, te recomendamos las residencias universitarias por encima de cualquier otra vía sin lugar a dudas, dada la implicación y la capacidad de respuesta que han tenido las mismas ante esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario